56157_N_28-12-12-16-00-40

El sociólogo Massimo Introvigne, coordinador del Observatorio de la Libertad Religiosa en Italia, afirmó que “se estima que en el 2012 murieron por su fe 105 mil cristianos, es decir, un muerto cada 5 minutos”.

El experto sostuvo que se trata de “proporciones espantosas” , y recordó a los cristianos que actualmente sufren persecuciones en el mundo o que mueren a causa de su fe.

“Las zonas de riesgo son muchas, se pueden identificar básicamente tres principales: los países donde es fuerte la presencia del fundamentalismo islámico -Nigeria, Somalia, Mali, Pakistán y algunas regiones de Egipto-, los países donde aún hay regímenes totalitarios de impronta comunista, encabezados por Corea del Norte, y aquellos donde existen nacionalismos étnicos (…) como el estado de Orissa, en India”, explicó.

Aunque los asesinados son cristianos tanto evangélicos como católicos o coptos, los medios de “países católicos” se han referido a estos mártires como si fuesen sólo católicos, un “monopolio” de los mártires al que los medios de comunicación de países de mayoría católica están habituados y ni siquiera matizan, pero que no deja por ello de ser sorprendente y profesional y éticamente rechazable.

Anúncios